Qué hacer en Florencia con niños

Este verano hemos estado en Italia, como ya sabréis todos los que me sigáis por Instagram. En concreto en Florencia y Bolonia. Puede parecer un viaje muy “cultural” para ir con niños, pero, acoplándose un poco, resulta un viaje fantástico.

Florencia es una ciudad llena de arte por todos lados, sólo ya ir por sus calles es una maravilla. Por eso también, es una ciudad con mucho turismo pero que mirando con antelación las opciones se consigue una visita estupenda.

De las cosas que hicimos, yo os recomiendo que si vais con niños (y si no también) las que no os podéis perder:

– DAVID DE MIGUEL ÁNGEL: Con más de cinco metros de altura, esta famosa escultura se encuentra en la galería de La Academia. La escultura representa al rey David bíblico momentos antes de enfrentarse a Goliat. Oímos decir a una guía que se sabía esto por la postura y porque aún lleva en la mano la piedra que lanzará. Esta escultura es impresionante para todos, pero más a los ojos de un niño por sus dimensiones y tamaño. Y siempre hace gracia que “no esconda nada”. En La Academia se hacen grandes colas, así que lo mejor es comprar la entrada anticipada por Internet, aunque cobren 4€ más por cada entrada.

david

– PALLAZO VECCHIO: La que fuera la residencia de los Medicci y ahora oficinas del Ayuntamiento de la ciudad, es espectacular de ver por el museo que alberga y por el edificio en sí que parece un castillo. Los grandes salones, las esculturas y el jardín con magníficas vistas hace su visita muy amena para todos. Aquí está también la opción de subir a la torre, pero no subimos (subimos a otra como ya os contaré cuando hable de Bolonia).

Está ubicado en la Plaza de la Señoría donde existen también multitud de estatuas, entre las que destacan las replicas del David y de Hércules. Desde luego, esa plaza es un museo ya en sí misma.

palazzo_vecchio

interior_palacchio_vecchio

– ANOCHECER EN LA PIAZZALE MICHELANGELO: Luego de subir muchísimas escaleras y visitar en lo alto de una colina la Basílica San Miniato al Monte, hay que hacer un descanso y esperar la puesta de sol en la Piazzale Michelangelo, un mirador donde se puede contemplar toda la ciudad. No creas que seréis los únicos, el espectáculo natural es tal que cientos de personas se acercan para verlo. Mientras esperas puedes tomar algo, comprar souvenir o mirar por los prismaticos. Creo que hay un bus que te acerca, pero nosotros lo hicimos todo andando. ¡Luego se agradecía la bajada!

basilica_sanminiato

atardecer_miguelangel

– PASEAR POR EL PONTE VECCHIO: Este puente, ahora repleto de joyerías, en los siglos XV y XVI sus casas colgantes las ocupaban carniceros, pero, cuando la corte se mudó al Palacio Pitti, Fernando I ordenó cerrar las tiendas por el mal olor. Además, este puente, el más famoso de Florencia y siempre abarrotado, fue el único que sobrevivió a los bombardeos nazis durante la II Guerra Mundial. También es ideal para ver un bonito atardecer y hacer un paseo por el río Arno.

ponte_vecchio

ponte_vecchio_atardecer

– MERCADO DEL PORCELLINO: En este mercado se encuentra la famosa Fontana del Porcellino que, según la leyenda, da suerte si le tocas el hocico. También se le puede pedir un deseo si se deja caer una moneda desde el hocico y cae entre las rejillas directamente a la fuente (a nosotros nos explicaron mal esto, y creíamos que había que lanzar una moneda y que se quedara en el hocico para poder volver a Florencia, y es lo que hizo mi hijo que, por cierto, lo consiguió). En este mercado hay muchos recuerdos para turistas pero, sobre todo, artículos de cuero.

porchelino

– MUSEO DE LEONARDO DA VINCI: No es un museo al uso, está, por así decirlo, en la parte de atrás de la tienda de recuerdos del museo, pero para los niños es un museo muy original porque muestra reproducciones de todos los inventos de Leonardo y, además, muchos se pueden tocar y probar, lo que encanta a los pequeños.

museo_leonardo

– COMER PASTA, PIZZA Y HELADOS: Esto creo que no necesita explicación, Italia es la reina de estas tres cosas y a los niños les suele encantar. Es una buena oportunidad para probar combinaciones nuevas de sabores que abrirán la mente culinaria de los pequeños. Os aconsejo informaros antes de ir y no meteros en cualquier restaurante porque así conseguirás acabar en típicos sitios para turistas y no descubrir lugares con comidas inolvidables. Nosotros lo hicimos incluso con las heladerías y comimos algunos que eran el no va más.

helados

Y una última recomendación: aunque vayas en verano como nosotros y el calor apriete, recuerda siempre llevarte un pañuelo para cubrirte porque muchos sitios si vas con tirantes o faldas cortas no te dejarán entrar.

Nuestro otro destino en Italia fue Bolonia, que, aunque menos turístico que Florencia también dará para un post con lo que más nos gustó.

Descubre más en Crisnasa Blog

Anuncios

6 comentarios en “Qué hacer en Florencia con niños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s